DECÁLOGO DEL ALUMNO    

1.       
Asistir a clases todos los días.
2.       Llegar siempre puntualmente a clases.
3.       No demorar la entrada a clases después de los recreos.
4.       Vestir siempre el uniforme reglamentario del Colegio.
5.      Seguir y respetar las indicaciones de los profesores en cada una de
          las asignaturas y de los asistentes de la educación.
6.       Portar siempre los útiles y materiales necesarios para las clases de la  
          jornada diaria:
 Cuadernos, libros y todo lo que les sea solicitado por sus profesores.
 7.      No interrumpir  cuando el profesor  esté dictando la clase  o un alumno esté
           interviniendo a solicitud del profesor.

 8.      Revisar con anticipación las materias que corresponden a cada día de
          clases.

 9.      Colaborar siempre con el aprendizaje de sus compañeros.
 10.   Promover siempre los valores del Colegio Mauricio Rugendas, al interior y
          exterior de él.
 

  DECÁLOGO DEL APODERADO

               1.       Velar porque su hijo(a) sea puntual y asista permanentemente a clases.
               2.       Asistir siempre que el colegio lo requiera, sean éstas reuniones de curso o
                         entrevistas personales.

               3.       Velar porque su hijo(a) se presente con el uniforme reglamentario y con los
                         útiles requeridos para el trabajo de cada jornada de clases.

               4.       Cumplir puntualmente con los compromisos económicos contraídos con el
                         Colegio.

               5.       Solidarizar con las exigencias de trabajo planteadas por el Colegio a su
                          hijo(a).

               6.       Mantener y desarrollar hábitos saludables en la vida cotidiana de su hijo(a).
               7.       Incentivar en su hijo(a) el espíritu de constante superación.
               8.       Informarse permanentemente sobre los procesos evaluativos a los que su
                         hijo(a) debe enfrentar.

              9.       Velar porque en la casa existan espacios adecuados para que su hijo(a)
                         pueda trabajar las materias del programa escolar. 

             10.      Hacerse parte de los valores que el Colegio Mauricio Rugendas promueve.